Dejar salir, es entrar primero.

A la salida de los ascensores se ha puesto una señalización demarcando el espacio de tolerancia que se debe respetar para dejar salir a las personas antes de ingresar.